La última sesión de la Comisión Permanente, la culminante del 1er receso del 2do año de la LXIII Legislatura, abordó en su mayoría la descripción del informe de Actividades de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, presentado por el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez. Se trataron temas de desplazamiento forzado, niños y adolescentes migrantes sin compañía, la condición de hijos de mujeres en reclusión, el incremento de la desaparición forzada y la tortura, se refirió sobre factores relevantes en la expedición de una ley de seguridad interior, así como la necesidad de seguir recomendaciones hechas por el CNDH.

Por lo anterior, se hicieron presentes participaciones de los legisladores; como la de la diputada María Candelaria Ochoa, de Movimiento Ciudadano, que señaló la condición actual de los derechos humanos en el país y habló sobre el riesgo que enfrentan grupos minoritarios. La diputada Lorena del Carmen Alfaro aunó sobre la etapa actual del país en cuanto al cumplimiento del estado de derecho y al cumplimento de las leyes, además de la situación con el presidente de E.U.A. También mencionó que hay huecos en cuestión de derechos humanos que no han sido llenados como Ayotzinapa. Demás participaciones y preguntas fueron respondidas por el presidente de la CNDH y terminó por finalizar el informe.

En esta sesión la Comisión Permanente también aprobó un acuerdo para exhortar a los congresos locales a realizar las reformas que consideren pertinentes a su legislación, para tipificar el delito de feminicidio, tomando en consideración lo previsto en el Código Penal Federal. Con esto se busca crear mecanismos que la prevengan, combatan y erradiquen. Otro dictamen aprobado por el Pleno fue para exhortar al Consejo Nacional y a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a prevenir la discriminación e impulsar campañas para combatirla y erradicarla.

También, se exhortó a la Semarnat y a la Conanp a considerar la viabilidad de declarar al desierto semiárido de Zacatecas y al sistema lagunar de Bacalar en Quintana Roo, entre otros, como áreas naturales protegidas.