La culminación del periodo ordinario de sesiones en el Congreso de la Unión, transitó por la discusión y aprobación de reformas al sistema de justicia que son de gran relevancia para nuestra cotidianidad y que desgraciadamente no tuvieron la cobertura mediática necesaria.

En el Senado de la República se aprobó la Ley Nacional de Ejecución Penal que incorpora mayores mecanismos de control y rendición de cuentas en el sistema penitenciario, así mismo se fortalece la transparencia del sector con la implementación de un sistema de información controlado por el INEGI que sin duda dará mayor claridad sobre la situación de las personas privadas de su libertad.

Las condiciones de las cárceles en nuestro país son preocupantes, tomando en cuenta que según un artículo publicado por México Evalúa, la sobrepoblación promedio fue de 18.47%.

Por otro lado se encuentra la aprobación en la Cámara de Diputados de la Miscelánea Penal, que contempla diversas reformas que tienen el objetivo de brindar mayor certeza jurídica en las instituciones. Estos dos proyectos se encuentran pendientes de su discusión en la cámara revisora, por lo que seguramente será hasta el siguiente periodo ordinario cuando podamos ver la culminación del proceso legislativo.

Finalmente se aprobó también se aprobó el polémico proyecto de reformas al Código de Justicia Militar mismo que fue aprobado en tan solo 7 minutos en las comisiones del Senado de la República para poder ser aprobarse en el pleno durante la madrugada del 29 de abril, enviándose al Ejecutivo Federal para su publicación. El proyecto resulta polémico ya que permite el cateo domiciliario a particulares y oficinas de gobierno, cuestión por la que diversos senadores de oposición consideraron que con su aprobación se generaría un Estado de excepción.