La Cámara de Diputados aprobó el dictamen presentado por la Comisión de Trabajo y Previsión social, el cual reforma los artículos 513 y 515 y se adiciona un artículo 515 bis a la ley Federal del Trabajo. En palabras de la diputada Ana Zapata, del PRI, como representante de ésta Comisión, describe como objetivo de las reformas el establecer un mecanismo ágil y permanente para la actualización de la tabla de enfermedades y devaluación de las incapacidades permanentes. Correspondería la actualización de dicha tabla a la secretaría del Trabajo y Previsión Social pero con previa aprobación por parte de la Comisión Constructiva Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Su actualización constante permitiría un reconocimiento de nuevas enfermedades de trabajo y promovería una cultura laboral que tenga como primicia la salud de los trabajadores.

Roberto cañedo, de MORENA, presento una moción suspensiva, argumentando que el partido se opone de manera rotunda al dictamen, pues éste deja solamente a criterio del ejecutivo federal el elaborar la tabla de enfermedades sin consultar al legislativo. Además, la tabla se eliminaría de la ley federal del trabajo cuando sea actualizada, esto implica que esas enfermedades sean solo una disposición administrativa, vulnerando el ejercicio del derecho ganado históricamente por los mexicanos. Esta moción fue desechada en votación económica.

Diversos representantes de los grupos parlamentarios intervinieron para fijar sus posturas, Marbella Toledo Ibarra, de MC, Mario Ariel Juárez Rodríguez, de MORENA y Hugo Saldaña Morán, del PRD se manifestaron en contra, e incluso la bancada del PRD expresó su molestia en el estrado con pancartas con la leyenda “SiMerezcoUnMéxicoMásSeguro”.

Los representantes Miguel Ángel Sedas Castro, del PVEM, Luz Argelia Paniagua Figueroa, del PAN y Gabriel Casillas Zanatta, del PRI se manifestaron a favor del dictamen.

A su discusión en lo general intervinieron en contra los diputados Araceli Damián González y Juan Romero Tenorio, de MORENA “esta reforma va a permitir maquillar una supuesta atención a laos trabajadores, cuando no cuentan con los medios para acreditar el vinculo de su enfermedad con su relación profesional y este poder legislativo se presta a esta pantalla de simulación de derechos y garantías de los trabajadores”

En pro del dictamen intervino el diputado David Aguilar Robles, del PRI. El diputado repitió las palabras mencionadas por la diputada Ana Zapata e hizo hincapié en la necesidad de renovar una herramienta que por más de 40 años no se ha actualizado y que, en sus palabras, otorga certeza jurídica en el mecanismo y procedimiento de la actualización de la tabla, pues resulta indispensable ya que es la base para sentar las incapacidades y los pagos por riesgo laboral. Las tres bancadas en contra presentaron propuestas de modificaciones a los artículos tratados los fueron desechados en votación económica.

Araceli Damián González hizo hincapié en el peligro de la puerta abierta a empresarios a formar parte de ser quienes hagan el listado para que los trabajadores reciban, o no, incapacidad por enfermedad de trabajo así como la implicación de que que al se le pagaría 50% y no 100% de su salario cuando enferme por motivos de su trabajo.

Después de una discusión de más de dos horas, el dictamen fue aprobado en lo general y en lo particular por 297 votos en pro, 84 en contra y 6 abstenciones. Ahora será el turno del Senado para discutir esta minuta.