El Senado de la República no discutió las #LeyesAnticorrupción durante el periodo ordinario de sesiones. Exigimos a la Comisión Permanente a que convoque a un #PeriodoExtraordinarioYa para que se respete la voz de los más de 634,000 firmantes de la #Ley3de3.

Hoy Denise DresserCuenta @DeniseDresserG inicia una petición en Change.org para exigir al senado que apruebe la #Ley3de3 convocando a un periodo extraordinario de sesiones para que esta se apruebe antes del  28 de mayo como lo establece el marco constitucional.

 

PETICIÓN EN CHANGE.ORG:

La Iniciativa ciudadana de #Ley3de3 es uno de los logros de participación ciudadana más sorprendentes de nuestra historia moderna. Respaldada por 634,143 ciudadanos hartos de la corrupción, los mexicanos apostamos por la vía institucional para acabar con la impunidad en nuestro país.
Tras la validación de las firmas por el Instituto Nacional Electoral, la voluntad de más de 630 mil mexicanos a través de la #Ley3de3 fue turnada al Senado de la República para su discusión. Esto fue realizado en el marco de la creación de la legislación secundaria del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), de la cual la #Ley3de3 es uno de sus pilares más importantes.
Como fue establecido en la Reforma Constitucional de 2015, el conjunto de siete leyes que integran el SNA deben ser aprobadas antes del 28 de mayo de 2016.
Sin embargo, tras semanas de discusión y a unos días de terminar el período ordinario de sesiones (30 de abril), las #LeyesAnticorrupción y la voluntad de más de 630 mil personas siguen atoradas en el Senado de la República.
Las condiciones actuales y el sentido de urgencia por aprobar esta legislación, sin duda serán completamente diferentes cuando pase el período electoral y los partidos no requieran de nuestro voto. El momento oportuno es este.
Es por esto que hoy, los 634,143 ciudadanos que firmamos la # y muchos más mexicanos que la apoyamos, exigimos al Congreso que convoque a un #PeríodoExtraordinarioYA para aprobar el SNA completo con las siete leyes que lo componen y que tanto el Senado de la República como la Cámara de Diputados escuchen la voluntad de los mexicanos.