La iniciativa preferente presentada por el presidente Enrique Peña Nieto hace casi un mes, fue discutida el lunes 27 de febrero por las comisiones de Educación y de Estudios Legislativos del Senado. Después de algunas modificaciones,  fue discutida por el pleno del Senado este martes 28 de febrero.

Tanto el presidente de la comisión de Educación, Romero Hicks, y la presidenta de la comisión de Estudios Legislativos, Graciela Ortiz, presentaron la iniciativa en términos de los objetivos que pretende alcanzar, así como sus características principales. Ésta pretende facultar a la SEP a determinar los casos en que los estudios realizados fuera del Sistema Educativo Nacional, puedan adquirir validez oficial.

Se mencionó la necesidad de modificar el modelo educativo actual para atender a la población migrante. En palabras de Graciela Ortiz, pretende reducir y simplificar requisitos para reinserción y revalidación de estudios y para evitar que la falta de documentos impida el acceso al sistema educativo nacional. La flexibilización de los procesos podría permitir que los niños y adolescentes migrantes puedan continuar con sus estudios sin problemas como la incompatibilidad de planes de estudios o la cultura general adquirida.

Las opiniones a favor de la iniciativa se hicieron escuchar por parte de Juan Flores Martínez, del PVEM, Luisa María Calderón, del PAN, Mariana Gómez del Campo, del PAN, Armando Ríos Piter, del PRD, entre otros. Los legisladores citados resaltaron lo ya dicho por los presidentes de comisiones y expresaron la urgencia por apoyar a los migrantes que vuelven al país.

En contra, se pronunció solamente Manuel Bartlett, del PT, enfatizando la importancia de no transgredir el artículo 3ro de la Constitución, el cual explica que la SEP actualmente tiene competencias para validar estudios, y que la iniciativa, por el contrario, traslada las competencias a los particulares; independientemente de este asunto, el legislador está de acuerdo con la propuesta.

La iniciativa se aprobó en lo general y en lo particular, por lo que ahora pasará a la Cámara de Diputados para ser discutida en máximo un mes bajo las mismas condiciones de iniciativa preferente.