Avances de la implementación del modelo de  Parlamento Abierto en el Senado de la República

De Javier Orizaga / @javiorizaga

La firma del Convenio de implementación del Parlamento Abierto por parte del Congreso General exige comenzar a pensar y a analizar cuáles van a ser los procedimientos que se van a adoptar como prácticas necesarias para un mejor funcionamiento de las Asambleas en México, en un ámbito específico: la relación entre el Poder Legislativo y los Ciudadanos.

El Parlamento Abierto se concibe como un modelo de transparencia que tiene como propósito cambiar la manera en que la sociedad se relaciona con sus representantes a través de la apertura y la publicación de información, así como en la creación de espacios de participación ciudadana en los procesos de deliberación. En este sentido, se ha conformado la Alianza para el Parlamento Abierto en México por el Congreso de la Unión, el IFAI y 12 Organizaciones de la Sociedad Civil, entre ellas Borde Político, cuyo objetivo es lograr que las 34 instituciones legislativas en México cumplan con los principios y acciones de un Parlamento Abierto.[1]

El proceso de institucionalización para la implementación del Parlamento Abierto en México tiene como fundamento la reforma constitucional de febrero pasado realizada al artículo 6°, en el que refiere que toda información en posesión de un organismo del Poder Legislativo es pública y sólo podrá ser reservada temporalmente por razones de interés público y seguridad nacional, en los términos que fijen las leyes.

Asimismo es importante mencionar que derivado de los trabajos realizados en la Semana Nacional de Transparencia realizada hace unos días en la Antigua Sede de Xicoténcatl, se remitieron los anteproyectos de Ley General en materias de transparencia y acceso a la información pública y de protección de datos personales en posesión de sujetos obligados al Senado de la República como parte del trabajo que establece los procedimientos para la implementación del parlamento abierto, conocidas como leyes secundarias en la materia.

El último avance importante, como parte de la agenda de la implementación del modelo de Parlamento Abierto, es la aprobación del Acuerdo de la Mesa Directiva por el que se crea un grupo de trabajo encargado de elaborar el Reglamento de Transparencia y Acceso a la Información de la Cámara de Senadores en la semana que acaba de concluir, con el objeto de complementar y desarrollar las reformas constitucionales aprobadas.

Es de destacar que el Senado ha tenido un papel activo en el desarrollo del Parlamento Abierto, abriendo los canales de diálogo para consolidar un proyecto necesario y obligado para la sociedad mexicana.

 

 

[1] Para mayor información sobre los objetivos del Parlamento Abierto revisar:

http://bordepolitico.com/APA/openingparlament.pdf