El lunes pasado, la ONG R3D dio a conocer una investigación que el New York Times publicó, la cual evidencía la presunta participación del gobierno mexicano en espionaje hacia periodistas, activistas y defensores de los derechos humanos como Carmen Aristegui y su familia, Salvador Camarena y Carlos Loret de Mola.

La investigación muestra el uso de un software llamado Pegasus (que la empresa NSO vende sólo a gobiernos con el fin de salvaguardar la seguridad nacional) en los dispositivos digitales de estos periodistas y activistas mexicanos.

Pegasus funciona así: la víctima recibe un mensaje con un enlace que cuando se le da click  el atacante tiene puerta abierta para obtener toda la información almacenada en el dispositivo así como hacer uso de la cámara.

Ana Ruelas de Artícle 19, John Scott Ralton de Citizenlab, Luis Fernando García de R3d, Mario Patrón de Centro ProDH y Carmen Aristegui dieron una conferencia de prensa para informar a la ciudadanía del suceso, denunciar el espionaje a periodistas y activistas  y exigir respuestas al gobierno federal.

El miércoles se publicaron 7 puntos de acuerdo de las bancadas del PRD, PAN, PT y Morena sobre el espionaje a activistas, periodistas y defensores de los derechos humanos. Sin embargo, estas no fueron discutidas en la sesión y se enviaron a la Primera Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente (presidida por la senadora priísta Graciela Ortíz) para ser analizadas.

En la Agenda Política del Senado también se publicó el asunto, así que después de discutir algunos dictámenes se pasó a la discusión del espionaje a periodistas.

Representantes del PRI, PVEM y Encuentro Social expresaron su rechazo a la violación de los derechos humanos de periodistas al ser espiados de esa forma y exigieron a la PGR que se realice la respectiva investigación y sanción a culpables Sin embargo, argumentaron que no hay pruebas para culpar al gobierno federal de haber cometido tal delito.

Todos creen que fue el gobierno federal, pero lo que necesitamos son pruebas contundentes: Graciela Ortíz González, senadora del PRI

Los representantes de las bancadas del PRD, PT y Morena exigieron que el presidente Enrique Peña Nieto comparezca junto con el Secretario de Gobernación ante el Congreso para explicar el porqué de la adquisición y uso del software Pegasus.

El gobierno federal debe explicar sobre la adquisición y operación de software Pegasus: Dolores Padierna, senadora del PRD

Mariana Gomez del Campo del PAN, señaló que un intento de espionaje cuesta 1,424,500 pesos, por lo que los 88 intentos de espionaje registrados hasta el momento a periodistas y activistas suman una cantidad de 125,356,000 pesos.

Desde la publicación de la investigación del NYT, varios diputados y senadores de diversos partidos han dado su opinión en redes sociales sobre esta violación a los derechos humanos: